Ajedrez terapéutico

El ajedrez como herramienta terapéutica para el Asperger

El ajedrez suele ser descrito como un juego de estrategia, perfecto para las personas que disfruten pensar en sus momentos de recreación. Pero, este juego puede ser mucho más que una actividad frecuente en el recreo del colegio o reuniones entre amigos, se trata de una terapia eficaz para personas con dificultades para relacionarse, como las diagnosticadas con Asperger.

Las personas que padecen Síndrome de Asperger suelen presentar ciertas características, como rechazo al contacto físico, a los deportes relacionados con actividades físicas y una manera de pensar demasiado lógica. Todas estas actitudes vuelven al ajedrez el deporte perfecto para los “aspies”, pues se acomodaría de manera positiva a sus diferentes preferencias.

Utilizar este método para tratar a pacientes con Asperger es una técnica relativamente nueva en el campo neuropsicológico; sin embargo, ha tenido excelentes resultados. El ajedrez desarrolla varias capacidades cognitivas, como la concentración, atención, memoria de trabajo, impulsividad, planificación y flexibilidad mental. Además, según Carmelo Santos, neuropsicólogo del proyecto español “Ajedrez sin Barreras”, que es dirigido a niños con diversos diagnósticos, incluido el Asperger, permite a los menores relacionarse y desarrollar aspectos sociales importantes.

El ajedrez es un deporte fácil de entender para los “aspies”, debido a que se basa en reglas constantes, que podrían establecer como una rutina, facilitando su comprensión y  reduciendo las probabilidades de producir frustración o confusión en el jugador con Asperger. No es necesario el contacto físico, común en otros deportes, lo que evita su miedo a la interacción cercana y les brinda relajación. El presidente del proyecto antes mencionado, Pedro Rubio, menciona que, “puede servir de transición entre una experiencia solitaria hasta llegar a una experiencia colectiva, que a veces tanto esfuerzo les cuesta.”

Por otro lado, según un estudio realizado por doctor británico Robert Ferguson, titulado “Desarrollo crítico y pensamiento creativo a través del ajedrez”, este pasatiempo mejora la creatividad y eleva la originalidad, capacidades poco desarrolladas por los Asperger.

Algunos países de Europa han incluido el ajedrez como una terapia para el Asperger. En Holanda se mencionaron sus beneficios en el libro “Desarrollando el talento ajedrecístico” de Karel y Merijn Van Delft y en España existen varios proyectos que incluyen esta actividad, como “Asperger en jaque”, “Ajedrez sin Barreras” y la cobertura que le decida el canal “Andalucía TV”.

El ajedrez es la mejor manera de recrearse y aprender al mismo tiempo, para personas que padecen Síndrome de Asperger  sus beneficios se acrecientan considerablemente.

Fuente: www.atletheia.com.pe